DSC_1249 (1)

La semana cultural de la AC Falla la Palmera abre sus puertas con una exposición sobre leyendas
valenciana y lugares fantásticos
La asociación cultural Falla La Palmera entregará este sábado sus galardones Palmera d’or, en una
gala especial que celebrará dentro de la semana cultural.
La Palmera entregará tres distintivos. El primero será a título póstumo para reconocer el trabajo y la
entrega de su presidente (2009-2010), Jaime Guillén, una persona que lo dio todo por la falla y a la
que su comisión quiere rendir un pequeño homenaje en forma de agradecimiento.
El segundo de los reconocimientos será para La Diabólica de Morvedre, por toda su trayectoria y la
gran labor que ha realizado en la conservación y protección de las fiestas y tradiciones valencianas.
La tercera Palmera d’or será para el Grup d’estudis del medi Murbíter por todo su cometido de
divulgación, educación y difusión sobre Sagunt y su comarca en materia cultural y patrimonial con
interesantes publicaciones que forman parte de nuestro legado como pueblo.
La gala, que es abierta al público y tendrá lugar el próximo sábado 29 a las 19 horas frente al casal,
contará con varios espectáculos y artistas invitados.
Pero con anterioridad a la gala, los representantes de la falla Maria José Roca , Carmen Ibáñez,
Ángeles Alós y Marc Vilalta inaugurarán la semana cultural, acto que se iniciará el viernes, 28 de
octubre a las 20,30 horas y que la falla dedica este año a las leyendas valenciana y lugares
fantásticos de la Comunidad Valenciana a través de una exposición muy visual. Temática que está
directamente relacionada con los premios Palmera d’or. La exposición cerrará con un espectáculo
teatralizado de la Diabólica.
La semana cultural continuará el domingo 30, con un circuito de circo a cargo de Equilibriogym
donde grandes y pequeños se convertirán en malabaristas, payasos, trapecistas, magos… Tras una
mañana entretenida, será el turno de las ollas, a la que asistirán vecinos, falleros de otras comisiones
y familiares, que podrán disfrutar de un amenizado “tardeo”.
El 31 de octubre, habrá una cata de vinos, uno de los elementos indispensables en cualquier leyenda
valenciana y tras esta, se celebrará la Nit de Tots Sants, en la que los más pequeños recorrerán las
calles del barrio ataviados con sus disfraces y dispuestos a recibir todos los sustos posibles.